04

.
Persegui numerosos conejos blancos porque era inevitable (para mi), porque que vida sosa y aburrida seria si los dejara correr frente a mis ojos sin ir tras ellos, aunque termine como hoy, en quiensabedonde hacia menossedonde... y sin conejo.
.
Hoy amaneci sin mi proposito de los ultimos meses... y sin proposito alguno. Eso me tiene desconcertada, pospuse muchas cosas en pro de mi objetivo, tengo esa virtud (o defecto) de enfocarme a un objetivo determinado hasta lograrlo (o no) y cuando termina la persecucion del fin, me encuentro como hoy... bien perdida.
.
Mi primer pensamiento es que se me abren un monton de posibilidades, un monton de caminos y por un lado me siento como una superyo que en este momento bien podria dejarlo todo y unirse al circo o hacer cualquier locura. Nunca me senti tan conciente de mi absoluta libertad, la que nace de no ser nada para nadie y me deja libre pues de mis decisiones no se vera afectado en ningun sentido, ninguna persona.
.
Pero tanta libertad me ha paralizado. Porque no se que quiero. No se que sigue. Mira dentro de mi misma y no encuentro una luz, una indicacion que me guie... y me vuelvo a sumergir en la rutina diaria... y se que puedo hacer algo mas... pero no se que, ni para que...
.
.
.
.
.
Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar -dijo el Gato.-
No me importa mucho el sitio... -dijo Alicia.-
Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes -dijo el Gato.-
... siempre que llegue a alguna parte -añadió Alicia como explicación.-
¡Oh, siempre llegarás a alguna parte -aseguró el Gato-, si caminas lo suficiente!
.
Alicia en el país de las maravillas.Lewis Carroll
.

5 comentarios:

Roky Rokoon dijo...

qeu buen cuento, lleno de imagenes, y de meta mensajes, te mando un beso

Wonder woman dijo...

Vas bien Ely. El tiempo siempre es un factor determinante para estos casos. Mañana será otro día.
Besos.

Oscar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oscar dijo...

Yo dudaría mucho de que no seas nada para nadie. Y definitivamente te aseguraría que es poco probable que tus decisiones no afecten en ningún sentido a ninguna persona. Más bien pensaría que aún no eres consciente de a quién afectarás, y de qué modo.
Y no saber adónde vas, tiene una ventaja: no puedes perderte.
Ely, dale un tiempo al reordenamiento, y seguramente encontrarás el nuevo conejo a perseguir...

Berrysand dijo...

A veces después de tanto caminar y perseguir está bueno sentarse en un banco tomar aire, oxigenar las ideas y darse cuenta que de golpe somos tan altos que...vemos "un" camino desde arriba..

Tranquila, y no te olvides de respirar!

:)

puras mieles

puras mieles