10


.

Miercoles de ¿recomendacion? de peliculas anuncia que se ha encontrado con una pelicula que no sabe si recomendar o antirecomendar.

.

.

DAN EN LA VIDA REAL.

.

Es una pelicula de amor de las comunes y clasicas de cine. El o la (en este caso el) perdido en el limbo de las relaciones romanticas por una desgracia que sin querer queriendo encuentra el ¿amor verdadero? pero algo los separa blabla. Pero la verdad esta hecha de manera muy bonita, graciosa sin ser estupida, fresca, simpatica, muy ligera pero como muy neta, como que el pobre dan cae bien y su familia extrañamente freak e irreal hace reir con mucha naturalidad. Hasta ahi yo la recomendaria, me tenia entretenida y gratamente sorprendida. PERO LA CAGARON EN LOS ULTIMOS 10 MINUTOS. El final es obvio a la vez que forzado, las cosas no tenian arreglo y las arreglaron bajo el argumento ridiculo de que ... ah si, bajo ningun argumento!! Empeñados en darle un final "feliz" no cuidaron las formas ni los argumentos ni nada, para mi fue como si el final lo hubieran escrito diferentes personas que el resto de la pelicula, pierde toda su magia con tanta soseria y ñoñez absurda sin justificacion. Asi que les recomiendo verla hasta la escena del boliche. Lo que le siguio fue un asco.

.

Esta vez no recomiendo de terror para que no me encasillen. :P

.

3 comentarios:

Générique dijo...

¿Para que no te encasillemos? Vamos... total, acabaste haciendo lo mismo ahora, nos recomiendas una comedia romántica con un final ¡tenebroso!

Igual la tomaré en cuenta, aunque creo que no es exactamente lo mejor de Carrell.

¡Gracias por el Miércoles de recomendaciones!




¡Sonríe!

Juliana dijo...

Puede que tengas razón con el tema del final...si hubiese sido diferente, me hubiera gustado más. Hay historias que sencillamente NO pueden tener final feliz. Igualmente la peli me gustó mucho, creo que hay personajes deliciosos, y algunos diálogos muy buenos.

Besote,Ely!!

Ira dijo...

La he visto, pero para la gente de españa que sepa que aquí se llama "como la vida misma"

puras mieles

puras mieles