11

.
Me costo mucho trabajo pero me atrevi y lo llame. Y nos citamos para ese mismo dia a las 7. Le dije que necesitaba hablar, hablar mucho de todo lo que me pasaba, que era una conversacion que hace tiempo debi haber tenido con el y que ya creia que sola no podia mas. Y asi fue como tuve mi primera sesion con el lokero.
.
Ah, no le gusta que le diga lokero.
.

3 comentarios:

Générique dijo...

Eso es bueno. Lo mejor por hacer cuando una situación sale de tu control, aunque cueste trabajo, es pedir ayuda.

Un paso más hacia ser feliz. Nada más que decir, por ahora.



¡Sonríe!

ADN dijo...

buena decisión!!

Karenvon dijo...

POr dos segundos cuando leí pensé que habías llamado a E...luego dije BAH no llamó al instructor y le contó lo de E... (viste que uno siempre piensa lo que no es antes de llegar al final).... y ahora que leo que buscaste ayuda....no me queda más que respirar hondo y decirte BIEN, MUY BUENA DECISIÓN...

Saludos!

puras mieles

puras mieles