06

.
Despues de una noche con fiebre y dolor al tragar y dificultad para hablar, nunca nadie fue tan feliz como yo de tener una infeccion en la garganta. Es que si despues de todo lo que me burle, me hubiera dado influenza, hubiera sentido que el espiritu del cochi gripiento buscaba venganza!
.

2 comentarios:

LUX AETERNA dijo...

Bien Ely! tenés razón a veces uno puede terminar festejando una infección como esa.

Te mando un beso

Chien dijo...

upsss
cuidate--

puras mieles

puras mieles