Que venga

.
Nunca habia vivido un romance con fecha de caducidad visible y proxima. Iniciar o medio iniciar una especie de relacion con una persona teniendo un viaje de indefinidas proporciones en puerta es algo que no estaba en mis planes y no tiene mucho sentido. Lo cierto es que rompi varios huevos para hacerme este pastel, y me va a durar 5 minutos o menos. Lo curioso es que tampoco me importa demasiado, yo crei que no sabria manejarlo y me haria pelotas la cabeza y me preocuparia y me sentiria mal, pero no. Es como que me siento ligerita y floto y se que va a durar reee poquito y lo asumo y lo vivo y a chingar a su madre todo lo demas. En realidad esa sensacion se ha ido apoderando de mi corazon poco a poco desde las ultimas semanas en que lo malo me vino afectando menos porque lo veo mas temporal que nada, y ahorita solo quiero disfrutar lo que le quede al año y luego pues lo que venga que venga y que venga. Y que venga.
.

2 comentarios:

Oscar dijo...

Mierda...!! Qué rápido que crecen las abejas en algunas zonas del Pacífico...!! Y qué inteligentes que se ponen...!! Así da gusto...

Feo T. dijo...

Es diferente ¿no? Como ves las cosas, como las asimilas, cuando todo es enfrascado en un marco temporal tan inminente, tan presente.

Evita, sin embargo, que se vuelva costumbre.

Aún ahora, no pienses demasiado en como o cuando han de terminar las cosas; déjate llevar un poco y dá un poco de ti a la relación, sin pensar demasido en el mañana.

De otra forma te vuelves cínico, desapegado y te llena una especie de vacío que consume mucho de lo que hay en tí. Creeme, yo sé de esto.



¡Sonríe!

puras mieles

puras mieles